Cómo Cocinar Legumbres Secas


Las legumbres son económicas y sobre todo muy ricas en proteínas. Cada día podemos verlas en diferentes nuevos platos, antes las utilizábamos en guisos o ensaladas hoy para la preparación de croquetas, milanesas y hasta hamburguesas. Acá todos los detalles que tenés que saber para cocinarlas de la manera correcta.

Conservación

Las legumbres secas, por lo general se conservan por largo tiempo en recipientes cerrados, en un lugar seco y fresco. Pero se debe tener en cuenta que cuanto más viejas son, más duras serán, por lo tanto requerirán mayor tiempo de cocción.

Remojo

Lo ideal es dejarlas en remojo toda la noche y siempre en agua fría dentro de la heladera. 12 horas es el tiempo óptimo. El agua debe ser abundante (tres veces el volumen de la legumbre) para que al crecer e hincharse no queden fuera del agua. Antes de ponerlas en remojo lavarlas bien.

Cocción

No se deben cocinar en el agua de remojo ya que sueltan azúcares que son indigestos. Siempre se ponen a cocinar a partir de agua fría, a fuego moderado o bajo, para evitar que se rompan.

En el caso de los Los garbanzos se cocinan en agua templada. Sin embargo, si durante la cocción es necesario añadir agua, que sea caliente para que la cocción no se interrumpa. El agua debe cubrirlos para que no se abran ni se pelen. Para el remojo de los garbanzos se pone una cucharada de sal en el agua. Esto nos permite reducir el tiempo de cocción y hace que queden más tiernos.

Los porotos o alubias se cocinan a partir de agua fría y si se quiere que hagan un caldo espeso, se “asustan” dos o tres veces, esto quiere decir, que se les añade un chorrito de agua fría en pleno hervor, que le corta por unos momentos la cocción.

logo mayoliva tipo.jpg

© 2016 Cocinar en Casa. Todos los Derechos Reservados

Hileret - Pluma - Light - RGB.png